PROYECTO SENTIDO

ALERGIAS

Posted on Actualizado enn

Las alergias por definición, son una enfermedad del sistema inmunológico que no tienen curación.

Se trata de una reacción desproporcionada del sistema inmunitario, ante una sustancia inofensiva para la mayoría de la gente que se detecta como un invasor y reacciona de manera inapropiada, provocando síntomas tales como, picor en la nariz, irritación de ojos y garganta, vómitos, afecciones cutáneas, … dependiendo del órgano al que afecten.

Alergia

Cuando el cuerpo detecta el agente nocivo, se dispara el sistema inmunológico. En este punto el sistema nervioso da la alarma y los anticuerpos actúan provocando el volcado al torrente sanguíneo de varias sustancias, entre las cuales destaca la histamina, como defensa contra el alérgeno. Estas sustancias son muy irritantes y son las que provocan los síntomas de la alergia.

Las alergias tienen 2 fases, una muda y una sonora.

En la fase muda es muy importante la situación y las circunstancias que está viviendo la persona en ese momento.

Los cinco sentidos captan toda la información de nuestro alrededor grabándola en nuestro cerebro y catalogándola como “nociva”.

En  la fase sonora, se disparará de nuevo el sistema nervioso actuando contra esa sustancia a la que por primera vez se catalogó de “tóxica”.

Vemos pues que las alergias tienen un alto contenido emocional, cuando la persona está en una situación en la que ha habido una experiencia anterior que ha sido desagradable o traumática, el inconsciente reconoce las circunstancias porque se han grabado a través de la experiencia de lo que han captado nuestros sentidos, ya sea un olor, sabor, ruido, algo que hemos visto o tocado, etc… y nuestro sistema nervioso actuará rechazando ese elemento que la primera vez causó en nosotros un impacto vivido con estrés, como si de un elemento nocivo se tratara, dando lugar a la reacción bioquímica que provocará el volcado de los contra-alérgenos a nuestra sangre y produciendo los efectos que experimentamos en nuestro cuerpo como “alergia”.

Veamos ahora otro enfoque:

“La alergia es, ante todo, una defensa que protege al individuo, adaptando su organismo a la realidad cotidiana. A menudo está basada en un miedo, una inquietud, un recelo o un temor – todos inconscientes – que se relaciona con el alérgeno”. Dra. Grisel Crespo

Así pues vemos que ante todo, la alergia es una protección. Todos somos potencialmente alérgicos y podemos desarrollar una alergia en cualquier momento ante una situación estresante que desencadene un fuerte impacto emocional que ponga en alerta los cinco sentidos. Estos lo graban todo para que, cuando se den las mismas circunstancias o parecidas, se encienda la alarma.

La mayor parte de las alergias, son de carácter estructural, esto significa que ya se estaban programando cuando estábamos creciendo en el vientre de nuestra madre. Si ella vivió una circunstancia de alto impacto emocional durante nuestro embarazo, la experiencia se graba en nuestro inconsciente y nosotros desarrollaremos la alergia cuando en nuestras circunstancias de vida, ya fuera del útero materno, nos encontremos con una situación que  nuestro inconsciente biológico reconozca como peligrosa. Esto puede ser un alimento, un olor o perfume, un animal…..

La menor parte de las alergias, sólo un 10%, son de tipo coyuntural y responden a experiencias propias de nuestra vida.

Así pues, vemos cómo es muy posible que desconozcamos el origen de las alergias y el por qué hay niños que ya nacen con ellas o con algún tipo de intolerancia a sustancias; la razón es que ya están “programadas” y ellos las desarrollan una vez han nacido.

Es importante saber también, que dado su origen emocional, hay muchos elementos que nos pueden producir alergia, que tienen un significado simbólico en el inconsciente, un significado que éste relaciona con el entorno, pero que escapa a nuestra comprensión, por ejemplo la alergia a la leche o lactosa tiene un significado simbólico de madre, y el pan o cereales de padre.

Cuando podemos acceder a esos recuerdos y ver cuál es el origen emocional del síntoma, en la mayoría de casos, la simple toma de conciencia de ver la situación desencadenante, es suficiente para que la alergia desaparezca.

Vamos a poner un par de casos prácticos para profundizar en todos estos aspectos.

CASO 1:

Mujer de 42 años. Alergia al gluten (padre).

ninos-gluten-01-t

En el momento de su primera crisis (conflicto desencadenante) ella tiene 39 años, vive hace unos meses en Guatemala con su pareja y su hijo de 5 en la casa de su cuñada. Él trabaja todo el día. Ella se entera de que su marido le es infiel en uno de sus viajes. Él la mantiene económicamente y están viviendo en un país que no es el de ella y sí el de él.

Los síntomas que presenta en cada reacción alérgica son: mareos, inflamación y rigidez de vientre, gases, dolor en los intestinos, a veces heces blandas, a veces estreñimiento, agotamiento después de las comidas, congestión nasal, aumento de peso, irritabilidad, a nivel mental se siente como en una “nebulosa” incapaz de tomar decisiones claramente y se deprime.

Hace 4 meses es diagnosticada como alérgica al gluten.

Hipótesis sobre el tipo de conflicto:

Este es un caso de alergia alimentaria al gluten que se relaciona con un conflicto de un mal ambiente familiar debido al padre. En este caso hay un mal ambiente familiar porque no vive en su casa, ni es su país debido al trabajo de su marido, el padre de su hijo, que le es infiel y es el que la mantiene, el que trae el pan a la casa.

Guarda relación con la primera capa embrionaria (supervivencia) ya que es un conflicto de digestión “atrapar el bocado”.

Le pregunto acerca de la situación de sus padres: madre sobreprotectora y padre ausente y alcohólico. El conflicto programante puede venir del proyecto sentido, por cómo vive su madre esta situación. En su niñez su padre se ausentaba días y lo tenían que buscar a veces en los hospitales.

Una hipótesis es que ella no puede digerir la noticia de que su marido le es infiel (el bocado), que es el padre de su hijo (mal ambiente familiar). Su inconsciente asocia al marido con su padre: cuando se ausenta hay “peligro”. Además de que su marido la mantiene, es el que lleva el pan (gluten) a la casa, y en este caso se vuelve una amenaza potencial, una situación que no puede “digerir” = inflamación y rigidez de vientre, “asimilar” = dolor en los intestinos y “perdonar” = estreñimiento.

CASO 2:

Mujer de  48 años.  Alérgeno:  Látex

Momento de primera crisis a los 26 años.

Reacción Alérgica: Erupción cutánea en ambas manos e inflamación del ojo derecho por contacto con el guante de látex.

image_gallery

Escenario cuando tiene 26 años: Es odontólogo con 3 años de graduada y madre de una niña de mes y medio. Se va de Venezuela a Houston a realizar un post-grado en Periodoncia. Estudios muy exigentes en otro idioma, problemas con el conyugue, pocas horas de sueño, dificultades para cuidar a su bebé. La madre de ella se muda unos meses a Houston para ayudarla con el cuidado del bebé. Hasta la fecha siempre ha usado guantes de Látex, desde hace 8 años sin ninguna reacción.

Fase silenciosa: Ella está haciendo prácticas de periodoncia en su post-grado y recibe la noticia que su madre debe regresar a Venezuela a atender un problema de salud del padre. Siente angustia y preocupación por cómo atender a su hija y intuye que los conflictos con su esposo, el padre de su bebé, empeoran porque él deberá asumir mayor responsabilidad.

Fase ruidosa: Una semana después aproximadamente comienza la práctica y su guante hace contacto con el ojo derecho produciéndole una inflamación importante que la obliga a una visita clínica para administración de antihistamínicos. También experimenta una reacción en ambas manos. Desde entonces usa guantes de nitrilo.

Hipótesis: Siempre estuvo en contacto con el alérgeno sin ninguna reacción previa. Por lo tanto se trata de un desencadenante coyuntural producto de la asociación que hizo su inconsciente al látex con la situación de alto estrés que vivía por encima del límite tolerable, en particular en el momento en que recibe la noticia que su madre debe regresar a Venezuela. Esto le deja con dificultades para atender a su hija y continuar su postgrado y ella lo vive e interpreta como una amenaza. Al ser una reacción cutánea, estamos ante un conflicto con tonalidad de separación – la separación de su madre – y la reacción en manos simboliza que esta nueva situación va a afectar al trabajo manual, así como también tiene que ver con el arquetipo de padre, en este caso el padre de su hija. La reacción ocular que también experimentó debe interpretarse como una situación que no quiere o no desea ver, y al ser ojo derecho podemos vincularlo a su pareja (suponiendo que fuera diestra biológica).

Neus LlorensMarianella Escobar

Anuncios

ENTREVISTA DE RADIO

Posted on Actualizado enn

Es para nosotros un momento muy especial, poder compartir con ustedes este evento que tendrá lugar el próximo 5 de Abril a las 19h. Se trata de una entrevista de radio donde hablaremos de la vida intrauterina, de las emociones que envuelven a la madre y al bebé durante el embarazo.

Tras la entrevista tendrá lugar una conferencia donde desarrollaremos este tema que tanto nos apasiona, el Proyecto Sentido. Nos centraremos en la gestación del bebé: ¿Que siente el bebe en el útero materno? ¿Que percepción tiene de su mundo, de su entorno? ¿Cómo afecta a su desarrollo el ambiente familiar y especialmente el estado emocional de mamá?

Daremos respuesta a todas estas preguntas, que esperemos sean de vuestro interés.

Y el 26 de Abril a las 20h, participaremos a la mesa redonda “El Embarazo, mucho más que una Cuestión Biológica”.

04.2016 Conferencias Abril

EL CAMBIO

Posted on Actualizado enn

cabeza-laberinto1

Vivimos en un sociedad anclada en el pasado. Un pasado que se nos manifiesta en forma de mundo material. Este mundo material es el resultado de nuestras proyecciones conscientes e inconscientes, pero por encima de todo de creencias ancestrales que perduran a lo largo de generaciones. Estas creencias nos permiten sintonizar con la realidad material del momento, del presente, pero a su vez nos impiden avanzar y evolucionar: salir de nuestra zona de confort. Las creencias forman parte de nuestra estructura neurológica, son los filtros con los cuales nos relacionamos y experimentamos el mundo físico de la materia. Y también son los filtros a través de los cuales creamos nuestra realidad, nuestro futuro.

Aceptar este concepto, aceptar el concepto que todo lo que vemos está condicionado por nuestras creencias, y todo lo que proyectamos o creamos, está también a merced de nuestras creencias, es el primer paso para el cambio de consciencia. De esta forma, aceptando esta idea tan básica, nos empezamos a cuestionar a nosotros mismos y al paradigma que conforma nuestra realidad. Y esto implica darnos cuenta que este sistemas de creencias no es más que una personalidad ficticia con la que nos identificamos y a la que comúnmente llamamos EGO.

El EGO es esta personalidad que nos permite sintonizar con la realidad material en la que hemos nacido. El EGO contiene toda la herencia familiar de nuestro clan, de nuestros ancestros. Es una síntesis de toda la información del pasado. Cuando vivimos desde el EGO, no hacemos más que atraer y recrear en nuestra vida las mismas historias que nuestros ancestros ya vivieron. Al afrontar estas mismas experiencias con el mismo sistema de creencias, volvemos a repetir las mismas conductas y reacciones de antaño, y así no conseguimos salir de esta suerte de prisión mental.

Cuando cambiamos las creencias, cuando las soltamos y nos desapegamos de ellas, entonces es posible dar una solución distinta a esos mismos conflictos con los que tuvieron que lidiar nuestros antepasados. Esto nos permite salir del laberinto mental en el cual uno vive atrapado y encontrar la salida, encontrar un nuevo camino para el cual hay que estar dispuesto a aceptar el cambio personal.

La película “El Cambio” nos propone precisamente este cambio, este cambio de consciencia. Reconocer al EGO como algo que nos han impuesto, que hemos heredado, una falsa identidad de nosotros mismo. Y conectar con algo que está muy por encima de este, conectar con esa inteligencia superior, ese campo de consciencia que es todo amor. La película nos regala este conocimiento, el saber que no estamos desconectados, que no estamos solos ante un mundo lleno de peligros y amenazas, donde hay que competir para la supervivencia.

Una de las ideas o metáforas que más me han impactado de la película es cuando habla de los 9 meses de embarazo. Durante esos nueve meses, estamos en una casa que se podría calificar de paraíso. La comida llega sin esfuerzo, sin hacer nada. La temperatura siempre es ideal, perfecta. Flotamos en la ingravidez. Nuestro cuerpo se desarrolla a partir de un embrión, sin necesidad de que tengamos que intervenir en el proceso. Todo ha sido diseñado y preparado, hay un inteligencia que se ocupa de que todo sea divino. Es el milagro de la vida en plena acción. La pregunta entonces es, ¿si durante 9 meses la vida ha sido un dejar fluir, para que cuando salimos del vientre materno pensamos que tenemos que hacer cosas para sobrevivir, para obtener reconocimiento, para satisfacer a los demás, en definitiva, para ser? ¿Qué sentido tiene entonces la vida? ¿Caemos en el engaño del EGO que dirige y controla nuestras vidas a espaldas del amor? ¿El EGO interfiere para mantenernos desconectados de esta divinidad o consciencia superior?

Desde Proyecto Sentido somos conscientes que si nos proyectamos desde el EGO, el camino por la vida estará lleno de dificultades, esfuerzo, sacrificio, discusiones, razonamiento estéril, juicios, apegos, culpabilidad, ansiedad, depresión, dolor, enfermedad, y un largo etcétera. Por el contrario, cuando conectamos con nuestro verdadero ser y desde ahí con la fuente de consciencia universal, nuestra vida cobra sentido, y empezamos a vivir proyectando sentido.

Vivir proyectando sentido es aceptar que algo superior a ti se ocupa de todo. Es dejar fluir, dejar que las cosas pasen sin querer controlarlo todo, organizarlo todo e interferir en todo. Es dejar aparcado tu EGO. Estando conectado todo lo que sucede lo vives desde el amor y la gratitud, desde la paz interior. Ya nada te perturba, nada te desestabiliza porque sabes que cada instante, cada pensamiento, es una oportunidad para aprender y transformarte, una oportunidad para seguir instalado en el cambio, cada vez más sintonizado con ese campo de consciencia, ese campo de amor.

Con esta actitud, con esa mente abierta al cambio, aprendes a salir de la zona de confort, a trascender creencias ancestrales, a desanclarte del pasado. Y a su vez reaprendes aquello que es esencial e inherente de tu existencia: somos seres creadores conectados a una inteligencia superior que nos inspira e ilumina, que nos va guiando para que nuestras creaciones tengan sentido.

La pregunta entonces es, ¿Y tú, proyectas sentido en tu vida? ¿Has dado ese salto cuántico que propone esta excelente película, “El Cambio”?

Sin embargo, la película no te explica cómo dar este salto cuántico. Propone que es una transformación que llega de forma natural, a partir de una edad. En este proceso uno experimenta una especie de despertar, una especie de cambio de consciencia: abandona el camino del EGO, se conecta con su verdadero ser y empieza a fluir en sintonía con la consciencia universal.

Desde Proyecto Sentido queremos facilitarte este despertar, este cambio de rumbo en tu vida. Queremos que entiendas que el guión de tu vida no es el que estás siguiendo, que este guión fue programado a edades muy tempranas, edades en las que aún no eras consciente: en el vientre materno y durante los primeros años de tu infancia. Este periodo se conoce como “proyecto sentido” valga la redundancia. La primera casa que habitas, tu vientre materno queda condicionada por el estado emocional de mamá, y por el entorno familiar que la rodea. Entonces, a parte de ser como dice la película un casa paradisíaca, es también el lugar donde se programa el guión de tu vida y tu EGO, donde esa melodía emocional de mamá queda registrada en tus circuitos neurales. Luego, en tu vida de adulto, vas a escribir la letra de esa canción emocional inconsciente, y no la que realmente fluye de tu ser original.

Vives un guión que no te pertenece, que no es tuyo. Un guión que te convierte en esclavo de tu EGO, esclavo de tu pasado familiar y muy especialmente esclavo de tu madre. Entonces, ya no hace falta que esperes a la muerte para conectarte de nuevo a esa consciencia superior. Ahora mismo puedes cambiar el guión de tu vida, el guión de tu EGO y empezar a desarrollarte como ser divino que eres, a encontrar la verdadera música de tu ser y abandonar definitivamente la que fue programada inconscientemente por tu madre.

Desde Proyecto sentido proponemos la relajación emocional (P-R-E) como camino para este cambio, para este despertar. Relajaciones en las cuales a través de principios y leyes biológicas entrarás en coherencia con tu ser divino. Coherencia entre lo que piensas, sientes y haces. Y también desarrollaras tu madurez emocional, para encontrar la paz interior en cada instante y experiencia de tu vida. Las prácticas se realizan durante 9 meses, coincidiendo con los 9 meses de embarazo. Es un volver a nacer, un volver a empezar ya conectado a la fuente, a la fuente de amor, al amor universal.

En la última parte de la película se expone que el verdadero sentido de la vida es ayudar a las otras personas. Ayudar a las otras personas ya conectados con ese amor universal, esa consciencia divina. A mi esta idea me provoca cierta confusión, sobretodo porque a veces esa conexión con el amor universal resulta ser todo lo contrario, una desconexión con uno mismo. Por nuestra experiencia clínica sabemos que las personas con cáncer precisamente viven la vida desde este principio de bondad y generosidad. No se ponen límites, lo dan todo por los otros y esperan que el otro cambie. Se sacrifican y lo justifican todo. Se olvidan de sus propias necesidades y acaban viviendo la vida de los demás. Son personas que necesitan el amor de los otros porque no se quieren nada a ellas mismas. No quiero con esto alarmar a nadie, simplemente exponer el perfil emocional de las personas con cáncer.

Quizás la película debería explicar mejor a que se refiere con “ayudar a los demás”. Todos en algún momento sentimos la necesidad de ayudar al otro, pero ¿acaso no lo hacemos desde nuestro EGO? ¿Cómo sabe uno lo que necesita el otro? Y, si ayudamos al otro ¿le estamos haciendo algún favor o lo estamos privando de su camino de crecimiento personal? ¿Cómo llega uno a ser adulto emocional si siempre encuentra personas que le ayudan? ¿Cómo aprende uno a vivir en soledad, a vivir sin miedo, a vivir como el ser divino que es si lo hace desde la carencia, la necesidad y el apego hacia el otro? ¿No sería quizás la mejor ayuda dejar que cada uno encuentre su camino, su despertar? Quizás todo consista en ser ejemplo de que otro camino distinto al EGO es posible, simplemente ser ejemplo y fuente de inspiración para otros. Y acompañar al otro en su toma de consciencia cuando libremente decida cuestionarse a si mismo.

Como ven, esta película plantea estas cuestiones y seguro que muchas más. El debate está servido, disfruten del film y dejen que su mente haga un salto cuántico… no se crean nada, experiméntenlo!

¿Y si fuera cierto que uno puede vivir conectado a esa consciencia de amor…?

Ricard Badia

PROYECTO SENTIDO

Posted on Actualizado enn

Cuando un niño está en el vientre de su madre, vive los estados emocionales de ella al cien por cien. No existe una separación entre el yo de la madre y el yo del niño. El bebé sigue formándose neuro-fisiológicamente hasta los tres años aproximadamente. Hasta entonces el yo del niño es igual al yo de la mamá. Nuestros niños no se ponen nerviosos, ellos son el espejo en el cual debemos ver nuestro nerviosismo. Nuestros niños son el reflejo de la familia. Nuestros niños no se ponen enfermos, los ponemos enfermos, y muchas veces son reparadores de cargas transgeneracionales.

No se trata de entrar en la culpabilidad, sino de saber y tener conciencia que podemos hacer mucho por nuestros hijos. Si queremos que estén sanos, debemos cuidad nuestras emociones y sentimientos. Nuestros hijos son espejos de lo que rodea a la familia. Parece increíble, pero si reflexionamos y tomamos conciencia de que  la realidad de todas las cosas es la unidad, comprenderemos que hay una unidad bebé-mamá.

El bebé siente como propio lo que le sucede a mamá: sus alegrías, sus tristezas, sus preocupaciones, y lo más importante aquello “no dicho”, lo “no expresado”. A esto le llamamos Proyecto Sentido (PS). Muchas enfermedades, se encuentran programadas en esta etapa de la vida. A nivel racional es difícil de comprender, pero a nivel inconsciente está claro, el Inconsciente Biológico es inocente, y repite las pautas y programas que se instauran en esta etapa tan crítica y fundamental.

El PS es una oportunidad de sanar unos errores que, de no somatizarse en lo físico, no tendrían fin. Carl G. Jung nos diría que el hijo muestra la sombra de sus padres y de sus ancestros y que lo hace a través de los síntomas físicos. La sombra se refiere a las partes desconocidas de nuestra psique, pero también a las partes desconocidas del mundo espiritual. Cuando el bebé está enfermo está mostrando  una parte de la sombra de la madre, luego a medida que va creciendo, va creando otras relaciones o vínculos con el papá, con el hermano, etc.

Cuando se trabaja con el PS, ocurre algo mágico: cuando la madre toma conciencia de todo el problema, el niño presenta una mejoría prácticamente instantánea. Las cosas se resuelven solas, porque nuestro inconsciente lucha por salir y expresarse, y cuando lo hace, desconecta los programas. Nuestro inconsciente quiere emplear toda la energía para vivir, y no para expresar lo “no resuelto” y “lo no dicho”. El proyecto sentido es múltiple, y en sus facetas se encuentran muchos de los programas que luego revivimos cuando somos adultos, por una fuerza del inconsciente que está relacionada con la fidelidad familiar. Romper ese lazo o bloqueo se hace imprescindible para poder vivir  nuestro proyecto de vida libremente y sin condicionamiento.

Algunos ejemplos prácticos de proyecto sentido:

Hijo con identidad sexual invertida: buscaremos si el bebé era del sexo deseado, o no.
Hijo de reemplazo: sustituye a otro que ha muerto o enfermó.
Hijo de reparación: tiene un síntoma para explicar el conflicto familiar.
Hijo cripta: guarda los secretos del clan familiar.
Niño basura: carga con todos los problemas del clan, puede tener mucho síntomas y/o enfermedades.
Hijo de apoyo: la madre se siente sola, desprotegida… necesita alguien para tener apoyo.
Hijo bastón o plan de pensiones: su misión es se el soporte de los padres cuando se hagan mayores, “es su plan de pensiones”. Estos niño no viven su vida, no se casan, nunca acaban de marchar de casa y tienden a cuidar de los padres y preocuparse por ellos en exceso.
Hijo de consuelo o niño payaso: hay un sufrimiento en el clan y el niño intenta evitar que estalle.
Niño inexistente: cuando han habido tentativas de aborto o situaciones de no querer tener hijos.
Niño pegamento: su función es salvar el matrimonio.

Y un largo etc…

Ricard Badia

feto_30_semanas

CONFLICTOS

Posted on Actualizado enn

ORIGEN DE LOS CONFLICTOS EMOCIONALES: LOS PROGRAMAS

En BioNeuroEmoción (BNE) tenemos en cuenta tres períodos que influyen en la acumulación de programas, siendo de especial interés aquellos que derivan de emociones no expresadas o conflictos emocionales no resueltos. Estos programas quedan latentes en el inconsciente del consultante y controlan su vida. De forma esquemática lo podemos representar así:

LINIEA DEL TIEMPO

Transgeneracional.

El transgeneracional se refiere a nuestro árbol genealógico, pues a través de vínculos específicos recibimos de algunos antecesores información y programas obsoletos o no adecuados (aunque siempre con una intención positiva, la supervivencia del clan). Esta herencia se encuentra latente en nuestro inconsciente. Son programas que muchas veces están fuera de contexto y por eso no logramos entender lo que nos ocurre en la vida presente.

Proyecto Sentido.

Es el proyecto que depositan los padres cuando conciben a sus hijos. En este proyecto se incluyen las motivaciones que los llevan a concebirlos más todo aquello que proyectan en ellos consciente o inconscientemente. Comienza 9 meses antes de la concepción e incluye el embarazo y el parto, terminando a los tres años de edad. En este periodo es muy importante saber lo que está viviendo mamá, saber los conflictos que envuelvan su ambiente familiar y social y como afectan a su estado emocional. Estas emociones quedarán programadas en la estructurara neurológica del bebé y lo condicionaran durante su vida de adulto.

Nota: la BioNeuroEmoción (BNE) ha demostrado científicamente que los niños, al no tener conflictos propios, en general, manifiestan los conflictos de los padres y en especial los de la madre al estar unidos por un inconsciente común, por un vínculo singular. Metafóricamente podemos llamar a este vínculo “cordón emocional”, por su analogía con el cordón umbilical. Esta conexión especial entre la madre y su hijo/a durará hasta que las hormonas los separen (entre los 10-14 años) de forma progresiva.

Nuestra vida Contemporánea o edad cronológica.

Abarca desde la infancia hasta el presente. Aquí más que buscar el origen de los conflictos encontramos los desencadenantes. En esta etapa de la vida solemos tropezar con las mismas piedras con las que tropezaron algunos de nuestros ancestros. También somos presa del proyecto sentido que proyectaron nuestros padres al concebirnos, y en especial del estado emocional de nuestra madre durante el embarazo. Nuestro inconsciente contiene toda esa información heredada que se proyecta en nuestro presente y este hace de puente hacia nuestro futuro. Hay que romper esta dinámica y despertar, o de lo contrario estaremos viviendo las mismas experiencias de una realidad ancestral pasada, fuera de contexto.

TRANS_PROYECTO SENTIDO Y EDAD ADULTA

Todo ello conforma el conjunto a estudiar y a tener en cuenta por el especialista en BNE. Todo ello conforma el inconsciente del consultante.

Ricard Badia